La Xunta, a través de la Consellería de Infraestructuras e Vivenda, acaba de trasladarles a los alcaldes del área de Transporte Metropolitano de A Coruña el nuevo Plan de mejora del acceso de los autobuses interurbanos al centro de la ciudad resultante del proceso de participación pública.La directora xeral de Movilidade, Helena de Lucas, envió una carta a los distintos ayuntamientos que conforman el área de transporte, en la que recuerda que la voluntad del Gobierno gallego es aprobar este plan con el mayor grado de consenso. Por ese motivo, antes de la aprobación definitiva, la Xunta somete el nuevo documento a la consideración de los ayuntamientos, a los que invita a manifestar sus consideraciones sobre lo mismo en un plazo de 20 días.
Se han introducido modificaciones al plan de accesibilidad sobre la versión que había sido sometida a información pública el pasado mes de junio. Así, el nuevo texto prevé la unificación de las dos fases en las que se iba a llevar a cabo en una sola, que se espera que esté en marcha antes de que termine este primer trimestre del año.Todas las líneas irán al centro. Asimismo, aquellas que en una segunda fase pasarían por Cuatro Caminos sin ir al centro, no se modificarán finalmente e irán directamente a la estación de autobuses.El viejo plan de junio del 2016 preveía la adecuación de las paradas de la Cuesta de la Palloza, plaza de Ourense y Entrejardines en la ahora suprimida fase 2, por lo que ahora se harán previamente a la entrada de las líneas.Además, se incrementarán el número de líneas que acceden al centro de la ciudad, pasando de 36 a 39. Las que entren por el corredor Este no pararán en la estación de autobuses en sentido entrada, pero sí en sentido salida.En principio, la Xunta preveía que entrase en vigor una vez resueltas las alegaciones en septiembre del año pasado, pero la negociación con el Ayuntamiento de A Coruña, que temía que la entrada de los buses provocase problemas de tráfico en puntos como la plaza de Ourense o Entrejardines, podría alargar todo el proceso. Las alegaciones municipales llevaron a la Administración gallega a realizar más simulaciones de tráfico en algunos puntos.

Fuente: La Voz de Galicia